prasad-logor-part1


botondonacionred
prasad-logo-part2b2015


boletin-portada

captcha


facebook_logo-sp2

Palmira Arriaga visita el Hospital Netraprakash (profesora de Ciencias Naturales en el I.E.S. Kursaal de Algeciras)

Diario de Experiencias

En los últimos años había estado dos veces en la aldea de Ganeshpuri, en el valle del Tansa. Había oído hablar de Prasad, conocido a personas que trabajan como voluntarios y, a pesar de todo esto, nunca había visitado "in situ" un hospital de Prasad.

Este año un amigo me invitó a acompañarle al hospital oftalmológico. Decidí ir y conocer en directo el trabajo de Prasad. Le acompañé a la última planta, a una especie de azotea techada donde habían varias filas de camas en las que descansaban las personas que habían sido operadas de cataratas en los últimos días. Mientras él iba y venía me quedé discretamente observando en una esquina. En el lugar había orden. Todo se veía limpio y en su sitio. Me impresionó ver a los enfermos vestidos, con los ojos tapados por los vendajes, tumbados en las camas sobre una única sábana de algodón blanco.

Poco a poco me fue absorbiendo el silencio de la sala y pude escuchar el canto de los pájaros en la calle. Me sentí unida al lugar y a las personas que estaban allí. Miraba a los enfermos y me transmitían paz, paciencia, aceptación de su situación presente, gratitud... Los profesionales se movían dando sus indicaciones bajito y con pocas palabras. No sé por qué en un momento recordé instantes vividos en hospitales de España y esto era muy nuevo para mí. ¿Cómo se había hecho todo aquello con tan pocos medios?.

De pronto empezaron a quitar vendajes de los ojos a los enfermos y me di cuenta de cómo el trabajo generoso de muchas personas había cambiado completamente la vida de las que estaban allí.

Nunca imaginé que esta visita sería una experiencia tan gratificante. Me ha dado una visión más concreta y clara de lo que es Prasad y me ha animado a plantearme el papel que puedo desempeñar en una organización como esta. Ahora siento más cálido y cercano el trabajo que está haciendo para mejorar las condiciones de vida de las personas y valoro de una forma más realista la importancia de las aportaciones que hacemos desde tantos lugares. Me fui admirando el trabajo en primera línea y he vuelto viendo que los que estamos aquí también somos muy necesarios.

En un nivel práctico, he abierto tres vías de colaboración en la distancia: me he hecho colaboradora y realizo una donación mensual a Prasad, envío mis mejores deseos y bendiciones a sus proyectos y estoy abierta por si la vida en algún momento me indica que he de hacer algo más. Está surgiendo en mí un profundo sentimiento de unidad con todos y la conciencia de que es posible hacer un gran trabajo en la distancia.


Palmira Arriaga

 

 


 

© 2015 PRASAD ESPAÑA The Prasad Project. Todos los derechos reservados.   |  Advertencia Legal  |  Política de Privacidad   |  Política Cookies


Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies Leer más.

Aceptar las cookies de esta web

EU Cookie Directive Module Information